Cuando en una relación de pareja sabes mostrar agradecimiento, consigues sentirte más a gusto, y tienes menos probabilidades de tener una crisis, o incluso de romper la relación. Hay muchas formas de expresar gratitud, y  con el tiempo puede convertirse en una parte esencial de la pareja. La psicología ha demostrado que uno de los mayores predictores de felicidad en las personas es la capacidad de mostrar agradecimiento.

Si sabes mostrar gratitud consigues beneficios

En un experimento realizado por “la ciencia de la felicidad” sobre mostrar gratitud, se mandaba a los participantes escribir una carta de agradecimiento a una persona a su elección. Las personas elegidas fueron de todo tipo, desde profesores de universidad a madres, padres, parejas, hermanas, etc. Una vez completaron la carta se les hacía contactar por teléfono con esas personas y leerla. Cuando terminaron, la emoción afloró de tal forma que casi todos, emisores del mensaje y receptores, mostraron su gratitud una y otra vez, hasta incluso saltar en lágrimas de alegría.

Los resultados fueron claros: en los casos de las personas que no pudieron ponerse en contacto con sus “agradecidos”, aun sin poder relacionarse, su índice de felicidad aumentó. En el caso de las personas que sí pudieron ponerse en contacto, su índice de felicidad aumentó en un 19%.

Lo que demuestra este sencillo experimento es que  agradecer aumenta la sensación de satisfacción subjetiva y en consecuencia la felicidad. Y lo que es más importante, éstas emociones positivas repercuten en ambos miembros de la comunicación, y no solo en el receptor.

Uno de los aspectos más interesantes del agradecimiento es la capacidad de acceder al plano emocional con la otra persona, lo que supone un impacto de positividad percibida que ayuda a establecer un vínculo afectivo más profundo. «Si sabes agradecer sabes amar».

El agradecimiento ayuda a romper con el orgullo

mostrar-gratitud-inigo

Algunas personas asumen la gratitud como una de las partes esenciales del ser humano. Es una de las armas que lleva a a romper con el orgullo y ganar confianza con el otro. Si lo que quieres es establecer vínculos afectivos, agradecer ayuda a generar empatía y un ambiente cálido entre dos personas. Si lo prefieres compruébalo siguiendo estos sencillos pasos:

-Piensa en una persona a la que te gustaría agradecer algo.

-Escribe una carta en la que puedas apuntar todo aquello por lo que estar agradecido/a.

-Llama por teléfono o reúnete en vivo con esa persona y simplemente léele la carta.

-Observa los resultados y reflexiona sobre cómo te ha hecho sentir.

«Agradecer no es sólo la mayor de las virtudes, está emparentada con todas las demás«.

 Cicerón (106 a.C- 46 a.C)

Otros artículos relacionados:

«¿En cuál de estas etapas o estadios te encuentras con tu pareja?»

«Tener o ser ¿Cuáles son los límites de la posesión?»